Make your own free website on Tripod.com

SULLANA NOTICIAS - EL TALLÁN INFORMA

INFORMATIVO QUINCENAL DE SULLANA

NUESTRA CARÁTULA

CULTURA

GEOGRAFÍA

ARCHIVOS

ENLACES WEB

ARCHIVO: PRIMERA QUINCENA DE ENERO - 2007

EDITORIAL: JAIME BARDALES: DECEPCIÓN Y VERGÜENZA

ENTREVISTA A FERNANDO BROSSARD DEL ROSARIO: "DUDO QUE ALGUIEN NO ENTIENDA DE LA PRIORIDAD, NECESIDAD Y VIABILIDAD DE UN MERCADO..."

SULLANERO ES MECÁNICO DE MOTOS EN SELECCIÓN DE CHILE

PIURANO OBTIENE RECORD GUINNES EN CÁLCULO MENTAL

LA ÚLTIMA HORA DE PINOCHET

 

ENTREVISTA A FERNANDO BROSSARD DEL ROSARIO:

"DUDO QUE ALGUIEN NO ENTIENDA DE LA PRIORIDAD,

NECESIDAD Y VIABILIDAD DE UN MERCADO..."

 

 

 

Fernando Brossard del Rosario  

 

 

 

EL TALLÁN (E. T.): A partir de 1983, con las lluvias, el problema de la comercialización de productos se agudiza, de tal manera que la poca infraestructura existente no  es capaz de acoger a nuevos comerciantes para atender a una población en constante aumento, por lo que se incrementa en una forma desordenada el llamado mercadillo de Sullana. Han pasado varios gobiernos municipales sin que tomen una decisión definitiva para resolver este problema. Cual es en sí el fondo de este problema. 

FERNANDO BROSSARD (F.B): Pasa por la ausencia de una visión a mediano y largo plazo. Nuestros gobernantes de turno no entendieron del crecimiento poblacional, de la demanda de infraestructura y menos de un desarrollo ordenado de la ciudad.

Se construyó un mercado luego de las lluvias del 83, mucho menor del que habíamos tenido y de allí no se pasó.

 Se construye luego en  el área anexa, un segundo pabellón denominado “el hangar” pero sencillamente los comerciantes se habían posicionado de la zona llamada “la punta” o mercadillo. Se careció de  capacidad para desconcentrar ese sector comercial, y menos para lograr su reordenamiento.

Los comerciantes no se instalaron en dicho lugar porque su infraestructura era insuficiente para trasladar un número significativo de comerciantes que les garantizara modificar el escenario comercial y lograr que los consumidores modifiquen su costumbre de ir hacia el mercadillo, sumándose a ello la  especulación al fracaso en esta nueva área comercial. La negativa fue acompañada por la inacción de las propias autoridades para promocionar y convencer que esto daría resultados.

En el afán de desconcentrar el área del mercadillo se construyó un nuevo mercado denominado “satélite” en el AA.HH. “9 de Octubre” pero con la misma dosis de ausencia de instrumentos para poder reordenar el comercio anteriormente, ambas infraestructuras no tuvieron utilidad. 

 La gestión de José Burgos atinó al formular el plan director de Sullana, donde ya se reservaron espacios  para el reordenamiento de la ciudad  entre ellos el del Mercado Mayorista ubicada al sur-oeste de la ciudad. A partir de allí se abre una etapa importante para la modernización de Sullana con la propuesta de ordenamiento, sin embargo los resultados nos muestran un gran fracaso por la falta de efectividad de los siguientes gobernantes. 

 

(E. T.): Quienes deben asumir el compromiso para una solución a mediano y largo plazo de este problema

(F. B.): La solución debe involucrar a los diferentes actores del desarrollo, partiendo de la convicción de la propia autoridad municipal que entienda la necesidad de ordenar nuestro comercio, de propiciar la generación de puestos de trabajo, de alentar y contribuir con la infraestructura productiva y de crear mejores condiciones de vida para su población,  también es fundamental la participación de los comerciantes y los mismos productores, de los transportistas y fundamentalmente de la  actividad privada que debe cumplir un rol muy importante por su capacidad de financiamiento. La municipalidad debe cumplir un papel de convocatoria, de facilitadora, de toca puertas, y de permanente seguimiento y monitoreo.

Si de  prioridades se trata hoy la municipalidad provincial debe reflexionar y preguntarse si es más prioritario, invertir más de tres millones de soles por utilidades de su Caja Municipal en un centro de convenciones o en el problema más crítico de la ciudad, que de acuerdo a su plan director vigente es la zona denominada La Punta o mercadillo, que comprende desde la “2 de Mayo”, Canal Vía, Av. Buenos Aires y vías colaterales,  donde el hacinamiento, la insalubridad, delincuencia y peligro de posibles siniestros así lo demuestran. 

 

(E. T.): Es factible desarrollar un proyecto para empezar a solucionar este problema que pareciera que las autoridades municipales no quieren encarar…

(F. B.): En Sullana caminamos al revés y contra la historia. Las grandes ciudades modernas, primero desarrollan sus proyectos en función de su ordenamiento. Califican sus espacios y formulan sus expedientes técnicos. Convocan y concertan y en la que participa también la sociedad civil. En Sullana nuestras últimas autoridades, ofertaron los espacios al mejor postor, los expedientes técnicos son los grandes ausentes y la sociedad civil desconoce su autoridad, frente a la concertación encontramos desconcierto y en lugar de consensos y acuerdos hay generación de conflictos. 

 

(E. T.): Existiría  una capacidad de financiamiento para una obra de esta envergadura?

(F. B.): Un proyecto de esta naturaleza por sus niveles de inversión puede concebirse por etapas y con financiamiento tanto público en áreas de su competencia, como privado fundamentalmente. Hay que evaluar que la propia construcción y funcionamiento dinamizará otras actividades, donde la municipalidad tendrá una intervención directa.

La legislación  transfiere los mercados de la municipalidad con grandes ventajas a los propios comerciantes bajo formas de privatización. Por otro lado, aquí en el propio Sullana pequeños comerciantes han demostrado ser capaces de levantar su propia infraestructura, en consecuencia la autoridad municipal debe liderar la iniciativa y empezar con la formulación del expediente técnico del proyecto integral que demuestre y garantice su viabilidad partiendo desde el tratamiento del comercio central, el comercio intensivo y los ejes comerciales según los documentos existentes. Hay barreras normativas que hay que superar en cuanto a la inversión pública, pero dudo que alguien no entienda de la prioridad, necesidad y viabilidad de un mercado para nuestra ciudad y de la convocatoria al sector privado. 

 

(E. T.): Solucionaría esto el problema del comercio en la ciudad.

(F. B.): En primer lugar esto sería una ayuda sustancial para el ordenamiento de la ciudad. El problema mismo de la infraestructura comercial al por mayor, se vería totalmente solucionado. Por otro lado sabemos perfectamente que los mercados llamados modernos del sector privado copan los espacios estratégicos en función de la demanda poblacional y al igual que en las grandes ciudades estos negocios se desconcentran incluso en áreas supuestamente marginales. El capital privado en estos casos es un gran aliado en la solución del mercadeo y el desarrollo local en general. El funcionamiento de pequeños y medianos mercados en las áreas céntricas hoy existentes en Sullana con seguridad en los próximos años los llevará a su desconcentración. Sin embargo al margen de ello un área o mercado de almacenamiento y de distribución mayorista que albergue a productores y comerciantes de esa envergadura y a su propio alrededor un importante sector minorista, seguirá siendo una necesidad para Sullana. Tome Ud. en cuenta la ubicación comercial estratégica que tiene nuestra provincia en la propia región.

 

(E. T.): El anterior alcalde, Vásquez, desalojó a muchos comerciantes del llamado mercadillo de Sullana y los ubicó en la zona industrial en un lugar inhóspito e inseguro, sin vías de acceso. El consumidor no acude y los reubicados comerciantes han optado por volver ocupando nuevas arterias aledañas a la avenida Buenos Aires….

(F. B.): La falta de objetividad en el conocimiento de la realidad de la ciudad le hizo caer en absurdos a la misma autoridad municipal. No se puede concebir  el desarrollo o funcionamiento de una actividad económica tan dinámica  desconectada de los servicios básicos, lejos de un transporte suficiente y eficiente, de una misma agencia bancaria, etc, y por el contrario llevando al sacrificio al propio comprador.  La respuesta del comerciante era obvia y ahí lo tenemos nuevamente en La Punta. Al margen mismo de violentar el correcto uso de suelos, pues técnicamente nunca nadie pensó en llevar a comerciante alguno a esa área.

 

(E. T.): Crees que haya alternativas viables para una mediana solución

(F. B.): Primero nuestras autoridades municipales deben mirar a nuestra ciudad como la que quisiéramos los sullaneros, segura, ordenada y desarrollada.

En segundo lugar, encaminar la iniciativa técnicamente, reformulando nuestro plan de ordenamiento territorial, incorporando las áreas suficientes para el desarrollo de todo proyecto específico y posteriormente ejecutando los planes y proyectos garantizando su viabilidad y beneficios tanto técnica, financiera y socialmente.

La calidad y empeño del papel promotor del desarrollo de la provincia estará en manos de las recién electas autoridades locales y de ellos dependerá las soluciones. La ley y la realidad así lo determinan. 

 

VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL